Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptarlas y continuar navegando o revisar las preferencias de privacidad en cualquier momento.

¿Cómo ayudará un chatbot a mi empresa?

¿Cómo ayudará un chatbot a mi empresa?  \ bimyou
Las plataformas conversacionales, de las que forman parte los robots para atender al cliente, cada vez tienen un mayor uso. De hecho, las empresas más tecnológicas e innovadoras ya tienen a su disposición estos chatbots. En este artículo se habla de qué son y cuáles son sus utilidades principales en las compañías.

¿Qué es un chatbot?

La palabra chatbot se crea a partir de chat (hablar o conversar) y bot, que es un software de inteligencia artificial. De aquí ya puede deducirse que los chatbots son precisamente robots conversacionales, que han sido creados gracias a la inteligencia artificial y que pretenden resolver diferentes tareas por sí mismos.

Generalmente, su función básica para la que han sido programados es entender preguntas tipo y realizar respuestas útiles para el cliente. De esta forma, se podrían definir también como robots para atender al cliente.

Actualmente, estos robots de inteligencia artificial se utilizan en todo tipo de lugares, para intentar eliminar tareas repetitivas llevadas a cabo por los seres humanos. Así, en el hogar se emplean con el objetivo de conocer la hora, encender la luz, resolver dudas sobre el clima o bien apuntar elementos en una lista. Sin embargo, en las empresas su utilidad es fundamental, pues permiten liberar a trabajadores para hacer otras tareas más complejas en las que desarrollan su inteligencia.

¿Cuáles son las utilidades de los chatbots para las empresas?

En primer lugar, las tareas que puede llevar a cabo este tipo de robots son numerosas. En las compañías se utilizan con diferentes fines, como son:

- Evaluar el nivel de satisfacción de un cliente.

- Resolución de dudas para la contratación de servicios.

- Soporte técnico para realizar tareas relacionadas con las tecnologías o Internet.

Estos serían algo genéricos, pero existen otros más específicos como puede ser la ejecución de un pago online, donde el robot ayudará en caso de que surjan dudas. Además, también podría utilizarse para la reserva de un restaurante o incluso de vuelos.

Esta es la principal ventaja que tienen los chatbots: liberar al trabajador de tareas monótonas y repetitivas. No significa que haya que prescindir del personal, sino que este puede reubicarse en otras secciones como la de talento o innovación para hacer que la empresa crezca.

Por otro lado, también está la ventaja de que los clientes estén más satisfechos. Los robots para atender al cliente no tienen tiempo de espera y, en un mundo tan rápido como el actual, esto es un punto muy positivo que los clientes valorarán. Normalmente, estos robots serán capaces de resolver las cuestiones propuestas por el cliente de una forma rápida. Y si no fuera posible su resolución, serían derivados a un trabajador que está liberado de trabajo y que puede atenderlo perfectamente. Por tanto, la inmediatez en los procesos es otro de los puntos fuertes para la empresa.

Relacionado también con la satisfacción del cliente, cabe destacar que los chatbots son muy concretos y claros en la elaboración de respuestas. Eso supone que no habrá ambigüedades o subjetividad en función del agente o empleado que atienda a cada persona. Se consigue así unificar el trato de una empresa y la puesta de soluciones, algo que ayudará a preservar sus valores.

En definitiva, los chatbots o plataformas conversacionales en español, resultan muy útiles si se desea lograr la automatización de atención al cliente. Esto tiene a su vez otras ventajas que pueden resultar muy útiles para las empresas y de las que ya se han beneficiado periódicos generalistas, universidades o compañías tan punteras, que cuentan con un chatbot a través de Facebook Messenger con automatización de conversaciones.