Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptarlas y continuar navegando o revisar las preferencias de privacidad en cualquier momento.

Más allá del comportamiento del usuario

Más allá del comportamiento del usuario \ bimyou
En plena era digital, es muy importante conocer todos los aspectos relativos al user experience. Hasta hace no mucho, la gran mayoría de empresas a nivel global, independientemente de su sector de actividad y su tamaño, se fijaban exclusivamente en el número de descargas para evaluar el éxito de una determinada aplicación. Pero lo cierto es que se trata de un gran error. En lo que llamamos customer experience incluye un amplio abanico de elementos.

El sector de las aplicaciones móviles crece a una velocidad de vértigo. De forma paralela, los datos de los que disponen las empresas aumentan y las métricas son cada vez más precisas. Resulta de especial interés saber cuáles son los parámetros que hay que analizar sobre el comportamiento de usuario.

De esta manera, la compañía en cuestión puede no solo conocer, sino también anticiparse a las necesidades de su público objetivo.

Usuarios que son activos en la aplicación

Sin lugar a dudas, es la métrica más importante de todas, incluso por encima de las descargas. ¿Realmente sirve de algo que una aplicación tenga 100.000 descargas si su tasa de uso es de apenas un 13%? Para evaluar el uso de la aplicación, la compañía responsable debe plantearse una serie de cuestiones y tratar de responder a cada una de ellas: ¿cuál es mi público objetivo? ¿Qué dispositivos utilizan los usuarios? ¿Cuál es la franja horaria en la que más se utiliza la app? ¿Qué contenido es el más compartido?

El marketing del siglo XXI, también en lo que a aplicaciones móviles se refiere, se basa en la fidelidad de los usuarios. No se trata simplemente de lograr un determinado número de descargas, sino de que la customer experience sea positiva a medio y largo plazo.

Por eso resulta tan importante analizar los resultados y definir una serie de acciones en base a ellos. Si, por ejemplo, una compañía observa que un gran porcentaje de usuarios accede a la sección de promociones de la aplicación a media tarde, puede programar el envío de notificaciones entre las 17:00 y las 19:00 horas.

Fidelidad en el tiempo

La tasa de retención es uno de los elementos más relevantes del user experience. Se trata de uno de los grandes retos de las app móviles en la actualidad. Según indican investigaciones actuales, aproximadamente el 65% de los usuarios deja de utilizar las aplicaciones durante los tres meses siguientes a su descarga e instalación.

Es importante prestar atención al comportamiento del usuario durante las primeras cuatro semanas para ver cómo se manejan en la aplicación. Bien es sabido por todos que el ciclo de vida de las aplicaciones es limitado, pero se puede incrementar su tasa de retención.

Para ello hay que implementar una estrategia a largo plazo y, en base a ella, definir una serie de acciones: lanzar actualizaciones constantes, publicar contenidos interesantes para el público objetivo, cambiar el diseño cada cierto tiempo... Es esencial que los usuarios no sientan en ningún momento que se trata de una app obsoleta, que no se renueva.

Conversión de los usuarios

Y, por último, hay que evaluar la tasa de conversión. Depende de qué tipo de aplicación se trata y de qué funciones ofrece:

- Tienda online: La tasa de conversión puede medirse mediante un carro de compra abandonado.

- Aplicación de noticias: La conversión puede ser el número de artículos compartidos.

Lo más importante de todo es crear un buen customer journey y conocer el clientecentrismo para definir un buen plan de acción a futuro. Los usuarios actuales se caracterizan por ser cada vez más exigentes, de modo que las aplicaciones deben cumplir sus expectativas y anticiparse a ellas.