Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptarlas y continuar navegando o revisar las preferencias de privacidad en cualquier momento.

Mindfulness: La última tendencia para mejorar la relación con el cliente

Mindfulness: La última tendencia para mejorar la relación con el cliente \ bimyou
Vivimos en una época marcada por la saturación de estímulos constantes; notificaciones en nuestro teléfono móvil, anuncios que intentan llamar nuestra atención mientras leemos las noticias o correos electrónicos de trabajo que se nos acumulan en la bandeja de entrada. Todo ese cúmulo de estímulos hace que nuestra atención esté distraída entre todas las tareas pendientes y notificaciones que contestamos a medida que llegan. Lo que afecta negativamente a nuestra productividad tanto en el trabajo como fuera del mismo.

Para evitar que estas distracciones sean un problema permanente, las empresas han comenzado a aplicar el mindfulness - también llamado conciencia o atención plena - como estrategia para cortar con esos hábitos de distracción que alargan innecesariamente las tareas de sus agentes comerciales y de atención al cliente.


¿Qué es el mindfulness y cómo ayuda a mejorar la productividad?

En la práctica, el mindfulness es una práctica basada en una técnica de meditación budista que busca centrar a la persona en el momento presente y sin juzgar ni criticar internamente lo que sucede. En otras palabras, se busca la atención plena en el presente y todo lo que nos rodea para poder centrarnos en realizar las tareas sin distracciones ni conflictos internos. Tan solo enfocándonos en el momento presente y el trabajo que tenemos que hacer.

Gracias a prestar atención a lo que está sucediendo, se minimiza el estrés y al mismo tiempo que se mejora la atención hacia el cliente que se está atendiendo o hacia las actividades a realizar. Lo que convierte al mindfulness en una herramienta de optimización magnífica para cualquier empresa.


Beneficios en la empresa de aplicar el mindfulness de cara a la experiencia del cliente

Estos son los puntos más importantes que resaltan los defensores del mindfulness:

Ayuda a reducir el estrés de los agentes.

Menos bajas laborales:Un porcentaje considerable de las bajas laborales en la empresa se producen a causa del estrés y la ansiedad que provoca en los trabajadores que podremos reducir realizando actividades de mindtraining y mindfulness.

Crea un mejor ambiente de trabajo: Al entrenar la empatía y la comunicación efectiva, al prestar atención a las emociones y las necesidades tanto de compañeros de trabajo como clientes.

Disminuye la rotación: Ayuda a que la empresa conserve el talento al mejorar el ambiente de trabajo y evitar así renuncias de personal.

Aumenta la productividad: Al eliminar distracciones que roban horas de trabajo al final de la semana laboral permite que los agentes se centren más en sus horas de trabajo.

Mejora la CX: Permite a los agentes estar enfocados en ofrecer una solución al cliente que estén atendiendo.

Incrementa las ventas de los comerciales: Los comerciales prestarán una completa atención tanto a las palabras como a los gestos no verbales de los clientes que están atendiendo. De esta manera, pueden entender mejor sus necesidades y ofrecerles un producto o servicio más interesante.

Optimización de flujos: Se evita la acumulación de trabajo pendiente gracias a prestar atención plena a la actividad en curso y a la planificación previa del trabajo a realizar en la jornada.


6 formas de aplicar el mindfulness en la empresa para ayudar en las tareas diarias


El proceso hasta lograr que se incorporen estos hábitos de mindfulness en la empresa lleva su tiempo. Para que se instaure con éxito es necesario hacer un mindtraining – un entrenamiento mental para lograr que se mejore la atención plena en las actividades a realizar – con el cual ir consolidando unas rutinas adecuadas en toda la compañía que mejoren su productividad y favorezcan la optimización del tiempo de trabajo.


► Al llegar al puesto de trabajo, poner atención plena en la respiración y el entorno cercano para enfocarse en el presente.

► Planificar la jornada laboral justo al inicio de la misma o seguir una planificación semanal ya pensada dentro de lo posible en función de las tareas asociadas al trabajo del agente.

► Mantener el móvil apagado y lejos de la zona de trabajo.

► Bloquear el acceso a las páginas web no relacionadas con el trabajo y las redes sociales en los equipos informáticos.

► No hablar de trabajo durante los descansos o la hora de comida.

► Anotar las tareas pendientes al final de la jornada para tenerlas en cuenta al comenzar el próximo día por ellas.


Estos hábitos de mindtraining ayudarán a los agentes a estar enfocados en el momento presente para ofrecer una mejor atención al cliente y así lograr una experiencia del cliente lo más positiva posible.

El mindfulness ha demostrado ser una gran herramienta – adoptada por cada vez más compañías – con la que mejorar el trato de la empresa con cada cliente que contacta con ella. Y si a eso le sumamos la mejora en productividad y la calidad del ambiente laboral que supone reducir el estrés de los colaboradores, nos encontramos con una nueva manera de entender los puestos de trabajo.