Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptarlas y continuar navegando o revisar las preferencias de privacidad en cualquier momento.

¿Es realmente tan importante la CX en un e-Commerce?

¿Es realmente tan importante la CX en un e-Commerce? \ bimyou
Los españoles son los 4tos del ranking mundial que invierten más en sus compras online, aunque los expertos indican que los porcentajes de ventas podrían ser más elevados si se mejorase la experiencia de usuario.

¿Por qué motivo nuestro cliente abandona el carrito de la compra? Puede que realmente no quisiese el artículo o a lo mejor el diseño de la web no le ha terminado de convencer. Se calcula que la tasa de abandono de un carrito es alta, superior al 70%, y aunque este KPI es un dato muy importante, no nos podemos obsesionar demasiado ni descuidar otros detalles.

Analizando la customer experience de nuestro ecommerce podemos conocer los problemas más habituales de nuestra tienda online y el camino hacia su resolución.


Algunas ideas para mejorar la experiencia de usuario de tu tienda online

Involucra al cliente en el proceso de compra:
Debemos identificar cuanto antes si existe algún problema o detalle que complique el proceso de compra. Una buena idea es conseguir que el cliente rellene un pequeño formulario, corto y conciso, que le pregunte si ha tenido algún inconveniente durante el proceso de compra.

Este formulario lo podemos integrar en cualquier parte del web, pero lo lógico sería hacerlo una vez se ha procedido con la compra.


Adecuar los CTA:
El diseño y usabilidad del portal también tiene mucho que decirnos sobre la experiencia de usuario, aunque hay un factor que se debe estudiar con mucha más precaución.

Es importante determinar dónde colocaremos los botones de llamada a la acción o CTA. De nada sirve que hayamos diseñado una estrategia agresiva de marketing, que hayamos conseguido que el cliente llegue a la página final de la compra, pero que no se concluya porque no encuentre los botones de compra.

Eso sí, hay que encontrar el equilibrio. CTA demasiado estridentes o vistosas pueden repeler al usuario en lugar de atraerlo.


Adapta tu web a los diferentes dispositivos:
Evidentemente, en pleno 2019 no podemos tener una página que no cuente con un diseño responsive.

Aun así, aquí es donde la gran mayoría de las tiendas online suelen fallar. Solemos elegir una plantilla responsive y pensar que está todo resuelto. Usar plantillas puede ser útil para salir del paso, pero será responsabilidad nuestra comprobar que todos los botones de compra y CTA se vean bien en los diferentes dispositivos (teléfonos móviles, laptops, tablets, PCs de sobremesa, etc.) y editarlos si hiciera falta.

Cuida las fichas de producto:
Aunque pueda ser lo más obvio, lo primero en que se fijará tu cliente será en la foto de tu producto y lo más importante, que esta sea de calidad y muestre el producto exacto y acabado. Si tu producto necesita de algún montaje previo, deberás mostrar el producto montado; si fuera ropa, puedes mostrar a un modelo con ella puesta. Y haz fotografías desde distintos ángulos. Presume de lo que vendes.

También es esencial que el precio esté bien visible, con el IVA incluido y sin contar los gastos de envío. Además claro, deberás incluir las características y especificaciones.

Tampoco olvides mantener la estética corporativa. Tu ficha de producto será parte de tu marca y la relacionarán con ella de un primer vistazo.

Integrar las redes sociales:
Los usuarios que más usan las redes sociales son aquellos que tienen una edad comprendida entre los 24-45 años, la misma que suele tener el público objetivo para la mayoría de los eCommerce. En otras palabras, pueden ser una buena baza para mejorar o hacer crecer nuestras ventas. Eso quiere decir que habrá que cuidar la experiencia del usuario también en las redes sociales.

Deberemos asegurarnos de contestar las dudas que nos expongan a través de nuestras redes, de atender cuidadosamente las críticas y crisis, no publicaremos nada que pueda asociarse como SPAM, etc.


¿Es importante, pues, la CX? Sin duda. Y con estos consejos sencillos podrás dar el primer paso para mejorar la CX de tu ecommerce.