Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Puedes aceptarlas y continuar navegando o revisar las preferencias de privacidad en cualquier momento.

Qué es la Omnicanalidad y cómo te ayudará a vender más

Qué es la Omnicanalidad y cómo te ayudará a vender más \ bimyou
En el mundo digital en el que nos encontramos inmersos es necesario que las empresas apliquen nuevas estrategias que las ayuden a incrementar sus ventas, adaptándose a los nuevos hábitos y costumbres de sus clientes.

Los hábitos de consumo han cambiado. Hace unos años, no muchos, la comunicación con el cliente estaba limitada a la atención presencial. El cliente casi no interactuaba con la empresa salvo en el momento de acudir de forma física a la tienda o a la empresa y por lo general era en el momento en el que se quería ejecutar la compra. Esta tendencia ha cambiado de una forma radical y ahora el cliente o consumidor está en constante interacción con la empresa a través de los distintos canales con los que cuenta la empresa y se espera una respuesta inmediata. Los momentos en los que contacta el cliente con la empresa pueden ser por distintos motivos y esta comunicación ya no solo parte del consumidor sino que es bidireccional y es la empresa en muchas ocasiones la que contacta primero para fomentar esa conversación.

En este contexto digitalizado el mantener una conversación fluida, rápida e inmediata entre empresa y consumidor, es vital. Es a través de la omnicanalidad donde se ha de desarrollar toda esta estrategia empresarial. Pero...

¿Qué es la omnicanalidad?

La omnicanalidad se define como la integración de los canales que existen en un mercado y la capacidad que la compañía tiene para estar en comunicación con el cliente de una forma inmediata independientemente del canal por el que se inicie y se continúe dicha conversación.

La calidad de la comunicación no se tiene que ver mermada por el uso de los distintos canales de comunicación, tiene que ser una comunicación sólida, constante, fluida y con el mismo tono.

Omnicanalidad y Multicanalidad

No se debe confundir el término omnicanalidad con multicanalidad. Este último hace referencia a todos los canales por lo que una compañía puede estar conectada. En la actualidad, pueden existir cientos de ellos, que no saldrán adelante si no están conectados entre sí. Una buena práctica, es que todos los canales de comunicación que disponga la compañía estén interrelacionados entre sí para proporcionar una buena experiencia de usuario.


¿Cómo puede beneficiar a tu empresa la omnicanalidad?

Una estrategia onmicanal trae consigo una gran cantidad de ventajas y beneficios para cualquier compañía que quiera aplicarlos.

En este sentido, los grandes beneficiados son los procesos de ventas que se mejoran de una forma exponencial incrementando los ratios de conversión que redundan directamente en la facturación.

Otro de los aspectos que se ve notoriamente reforzado es la experiencia del cliente donde pasa a ser una experiencia "Customer Centric" en la que todo gira entorno al cliente y su satisfacción. Un cliente satisfecho volverá a comprar y recomendará tu producto para que otros lo compren, por lo que los beneficios de la empresa se verán incrementados.

Ambos aspectos inciden en la percepción de la marca y en la notoriedad de la misma. El peso que tienen los consumidores sobre la percepción de la marca es total y serán ellos los que decidan lo que es tu marca y como se verá reconocida y posicionada en el mercado. Los consumidores son el altavoz de las marcas, por tanto, hay que cuidarlos para que hablen bien de ti y tener una buena percepción de marca.

La satisfacción del cliente es el objetivo principal de las empresas.

El objetivo principal es el que tus clientes estén lo más satisfechos posibles con tus servicios o productos, sin olvidar otros objetivos empresariales definidos para garantizar la continuidad de la empresa.

Si tu empresa está decidida abordar una transformación digital focalizada en el Customer Centric y usando una estrategia omnicanal, ¿qué es lo primero que tiene que tener en cuenta?

Los tres pilares que sostienen una estrategia omnicanal productiva son los siguientes:

· Reconocimiento de cliente.
· Fomentar la comunicación entre departamentos.
· Integrar nuevas herramientas a la gestión de tu empresa.

La transformación digital te ayudará a proceder con todos los cambios en tu empresa que sean necesarios para conseguir estos objetivos. Sin embargo no será fácil, pues es necesario que los departamentos se reestructuren, que los objetivos se modifiquen y que los clientes reciban el mensaje que estás buscando.

Puede parecer una tarea muy dura al principio pero, conforme lo vayas consiguiendo y empieces a ver los resultados, comprobarás que ha merecido completamente la pena. No hay nada mejor que los clientes tengan una experiencia de compra buena y que se consigan aumentar las ventas en un tiempo récord.